cóctel de decisiones y emociones

En una noche calurosa de junio, como tantas otras aquí en Madrid pienso…

Que repentinamente venimos al mundo. Aquí por Europa, generalmente de forma rítmica y parsimoniosa, sigues la senda. La de tus familiares hasta los 5 años. A partir de ahí la sociedad ya entra cada vez más en juego, marcando por donde puedes andar. Te explican de todo, menos cómo gestionar sentimientos y emociones. Una pena, porque es vital. Cole, uni, algunos aprenden a conducir, y al ataque. A aportar valor.

Mientras, tras la frontera sur, la de Ceuta y la de Melilla, otros conflictos y sueños distintos se abren paso. En común, que todos luchamos por ser felices y hacer felices a los nuestros. Y es que ser felices es una decisión que hacemos cada día.

Fuente: Google Earth

En el próximo año

Volviendo a España, pero no a ahora. En el próximo año muchos decidimos nuestro cauce laboral. Sobre la mesa, máster o no, qué trabajo escoger, si tirar por “el camino marcado” o emprender, si seguir con el curro de los últimos años o cambiar. Algunos lejos de elegir, se atreven a compaginar. Grandes esfuerzos.

Meditemos con calma. Tomemos una decisión con el coco, pero que el corazón tome también cartas en el asunto. Intentemos encontrar algo que nos guste, con lo que aprendamos cosas o que ayude a los demás. Y si conseguimos combinar las 3 cosas, mejor que mejor. Yo intentaré visitar Santiago, y a ver si rezando él nos ayuda.

En los próximos 5 años

Y aquí también vienen decisiones jugosas. Que si me independizo, me caso, que si vuelo a otra provincia o país, que si creo por Pascua. ¿Me opero la vista? ¿O tal vez la rodilla?

Que si no. Que paso de bodas y ataduras, ¿comprometerme yo? ¡locos ellos! ¡con lo bien que estoy en casa! alguno opinará. ¿Y quién me la paga? ¡Los ahorros por la ventana! ¿Hacemos crowdfounding?

Que sepan ustedes, voy a correr los 101 de Ronda, con rodilla o sin ella. ¿Que no? Pues de sueños se vive. ¿Cuándo? Cuando esté preparado, no nos precipitemos. Paso a paso.

Fuente: lalegion101.com

En fin, muchas aventuras e interrogantes asegurados. Y mucha suerte de poder compartirlos con nuestra gente. No tengamos miedo a equivocarnos.

Por los que están, estuvieron y los que vengan. Por nuestros aciertos y fallos también. Brindemos y mucha salud a todos.

¡síguenos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: